Como conoci a Alejandra Burgos (Kika)

Recuerdo el día que la vi por primera vez como si fuese ayer.

flyer1Todo empezó con un whatsapp y el mensaje era el siguiente, “Concierto de Zone Sisters esta noche en el ISI pub”.

Adjuntaba la imagen del flyer con el que la banda se anunciaba y me llamo inmediatamente la atención. Tres chicas sexys con camisa y corbata que tocaban rock and roll no me parecía un mal plan una noche de verano. Así que teléfono en mano empecé a intentar organizar una salida.

El caso es que aunque me apetecía muchísimo asistir, la cosa se complicó y casi me quedo sin ir, porque todas las amigas a las que les propuse el plan rechazaron la invitación o tenían algo que hacer, e ir sola a un concierto de rock me parecía un fastidio. Pero era tanta la curiosidad que aquella imagen había despertado en mí qué al final me decidí.

flyer2Por suerte, cuando ya estaba preparándome para salir, la casualidad llamó a mi puerta en forma de mi mejor amiga. ¡Ya tenía compañía en mi aventura nocturna!. Y la arrastré hasta el concierto sin muchas explicaciones.

Claro que me tocó soportar por el camino algunas quejas del tipo,” a ver ahora lo que nos vamos a encontrar, ¿tres chicas cantando en inglés?, no sé cómo me he dejado liar para algo así”. Pero a mí me daba igual, la diversión estaba en marcha y yo había conseguido mi objetivo.

Cuando empezó el espectáculo y el sonido de las Zone Sisters se extendió por el local, la sorpresa fue brutal, ¡alucinamos las dos!. Recuerdo que mi amiga me miraba asombrada levantando los pulgares, y yo quedé fuera de combate, totalmente impresionada por la puesta en escena, la voz, el carisma y la complicidad con el público que derrochaba Alejandra.

Entre canción y canción mi amiga me gritaba entusiasmada, “¡cuando acabe el concierto hablamos con ellas y les pido que se hagan una foto con nosotras!, son increíbles!

2013-09-01 00.08.32

Le dije que estaba loca, que no, que no era cuestión de molestar a las chicas. Pero ella estaba decidida a conocerlas, y al final nos hicimos fotos con toda la banda.

Luego tomamos algo en la barra todas juntas y nos firmaron el flyer.

Fue inolvidable, Esa noche me dormí con una melodía en la cabeza “Rolling, rolling, rolling in the river”, mientras repasaba otra vez imágenes del espectáculo.

Desde ese día, me convertí en una fanática seguidora de Alejandra, y decidí crear su club de fans.

Y por supuesto, no pierdo la oportunidad de ir a sus conciertos para disfrutar de su voz, y de esos momentos mágicos que siempre dedica al público desde que pone el pie en el escenario.

Kika

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *